Terrible entrada de Paolo Guerrero

 

El peruano Paolo Guerrero se vio envuelto en un escándalo que podría costarle muy caro. El delantero del Hamburgo, famoso por su mala conducta tanto dentro, como fuera de la cancha, perdió los estribos en el partido ante el Stuttgart. El peruano fue a disputar una pelota intrascendente con el arquero Sven Ulreich y en su frustración lo derribó con una patada descalificadora.

Anuncios